El siervo de YHVH es el pueblo de Israel (Isaías 53)

El siervo de YHVH es el pueblo de Israel 
(Ieshayahu/Isaías 53)


Por Erick Gutiérrez


Este capítulo del libro de Isaías ha sido muy tergiversado por el cristianismo, que en su afán de promover la adoración a un hombre, tuercen las Sagradas Escrituras para propagar lamentables interpretaciones.

Lo cierto es que Isaías 53 está hablando de Israel como pueblo, lo escribió el profeta varias veces.

¿Quién es el siervo de YHVH según Isaías?

Isaías 41:8: "pero tu, Israel, siervo mío eres"

 Isaías 44:1: "Ahora pues oye, Iaakov siervo mío, y tu Israel a quine yo escogí"

Isaías 44:21 "Acuérdate de estas cosas, oh Iaakov, e Israel, porque mi siervo eres. Yo te formé, siervo mío eres tú; Israel, no me olvides."

Isaías 45:4: "Por amor de mi siervo Iaakov, y de Israel mi escogido"

Isaías 49:3: "mi siervo eres, Oh Israel, porque en ti me gloriaré"

Queda claro, entonces quien es el siervo del que habla el profeta Isaías.


Ahora desglosemos los versículos del capítulo 53:


Vs. 3 "fue menospreciado y no lo estimamos"

El pueblo de Israel fue despreciado y humillado durante muchos siglos, 

Vs. 4 "llevó nuestras enfermedades, sufrió nuestros dolores"

El pueblo de Israel ha tenido las mismas enfermedades y dolores que todo el mundo.

Vs. 5 "herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados"

Israel ha sido herido por las persecuciones de las que ha sido víctima, molido por las invasiones, las deportaciones, la inquisición, las cruzadas, y por el holocausto.

Vs. 6 "todos nosotros nos descarriamos como ovejas"

Todo el mundo anda descarriado, porque el mundo rechaza la Torá.

Vs. 7 "como cordero fue llevado al matadero, y como oveja delante de sus trasquiladores"

Israel ha sido llevado al matadero varias veces, ha sufrido invasiones, deportaciones y el holocausto.

Vs. 8 "y su descendencia ¿Quién la contará?"

Israel tuvo una gran descendencia (Génesis 35:11), claramente el capítulo habla de un pueblo numeroso, y no de una sola persona.

Vs. 9 "se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte"

La mayoría de los judíos mueren ricos, porque a pesar de todo, el Eterno sigue bendiciendo a su pueblo Israel, en cambio Jesús murió pobre y sin hijos.

Vs. 10 "con todo eso YHVH quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando hubiere puesto como ofrenda su alma [im tasim asham nafshó], verá descendencia y vivirá por largos días."

Entonces, el Dios de Israel puso a prueba al pueblo de Israel, provocándole padecimientos, pero cuando el siervo se dedique a servir al Creador, verá descendientes, y vivirá largos días.

En cambio, Jesús no tuvo descendencia, y murió muy joven, pero de Israel dice que su descendencia será como el polvo de la tierra, como las estrellas del cielo (Génesis 26:4; 28:14). 

Vs. 11 "con su conocimiento justificará mi sirviente justo a muchos"

El conocimiento de la Torá por parte del pueblo de Israel, hace que las naciones se acerquen a los mandamientos del Creador. 
 
Enseñar justicia es enseñar los mandamientos, porque los mandamientos son justicia (Salmos 119:172)


¿Qué debe hacer usted para recibir perdón?

Simplemente, debe apartarse de los malos caminos, y guardar los mandamientos de la Torá (Ezequiel 18:21-22). Eso es lo que realmente enseña la Biblia Hebrea, y no esa mentira de "que una persona murió por usted".

Eso de creer en un hombre que murió crucificado es puro paganismo, no es bíblico, porque el perdón se consigue cuando nos decidimos a seguir los mandamientos de la Torá. 

Lo que debe hacer toda persona es acercarse a la ley de YHVH, y ser un extranjero justo, o un judío justo.

La relación con el Creador es personal, no hay intermediarios ni mediadores, la Escritura es clara cuando dice: "al que peque contra mi, lo borraré de mi libro." (Éxodo 32:33), pero como vimos anteriormente, el Creador está dispuesto a olvidar las transgresiones de aquellos que decidan seguir su palabra. 

"Todas las transgresiones que cometió, no le serán recordadas; en su justicia que hizo vivirá." (Ezequiel 18:22)